Carregando...
 

Situación de Micronutrientes en América Latina y el Caribe 

Se estima que dos billones de persona en mundo sufren las consecuencias de las deficiencias de micronutrientes. Los micronutrientes o vitaminas o minerales son nutrientes que se requieren en pequeñas cantidades, su deficiencia tiene serias consecuencias para la salud como son: retraso en el desarrollo motor y cognitivo, malformaciones congénitas, abortos y mayor morbimortalidad materna perinatal, alteraciones del desarrollo inmunológico, ceguera, retraso en el crecimiento lineal, muerte prematura evitable, sin dejar de mencionar el costo económico y social de estas deficiencias. 

La deficiencia de hierro, yodo, y vitaminas A son las de mayor significancia a nivel mundial. La anemia, definida como baja concentración de hemoglobina en la sangre, es un proxi de la deficiencia de hierro, ya que se estima que el 50% de los casos de anemia pueden ser atribuidos a la deficiencia de este mineral, o sea la anemia por deficiencia de hierro. Las infecciones agudas o crónicas (malaria, parasitismo, tuberculosis y VIH), la enteropatía ambiental, las enfermedades crónicas como el cáncer y la deficiencia de folato, riboflavina, vitamina A y B12, y los factores que alteran la síntesis de hemoglobina pueden ser también causa de anemia.

A nivel global se estima que 42.6% de los niños menores de 5 años, el 29.0% de las mujeres en edad reproductiva y 38.2% de las embarazadas sufren anemia. En la región de la Américas el 22.3% de los niños menores de 5 años (17.1 millones), el 16.5% de las mujeres en edad reproductiva (38.1 millones) y 24.9% de las embarazadas (2.4 millones) sufren anemia 2 .. Si bien en la región de las Américas registran cifras más bajas, la anemia continúa siendo un problema de salud pública, con grandes diferencias por nivel socioeconómico, lugar de residencia y entre países.

La deficiencia de vitamina A ocurre principalmente a consecuencia de la ingesta insuficiente de este nutriente y a infecciones frecuentes que aceleran el metabolismo y aumentan los requerimientos de esta vitamina. Se estima que el 29.0% de la población de los países de ingreso bajo y medio sufren de deficiencia de vitamina A. En América Latina y el Caribe afecta al 11% de la población, observándose una reducción del 52% en la prevalencia regional entre 1991 (21%) y 2013.

A nivel global se estima que 29.8% (241 millones) de niños en edad escolar (9 a 12 años) tiene ingesta insuficiente de yodo. La región de la Américas es la región de la Organización Mundial de Salud con la prevalencia más baja (13.7%) afectando a 14.6 millones de niños.

La diversificación de la dieta, la suplementación y la fortificación de alimentos con micronutrientes son las principales estrategias para prevenir estas deficiencias. Las intervenciones para promover la diversificación de la dieta incluyen políticas para aumentar la disponibilidad y acceso a alimentos fuente de vitaminas y de programas de educación alimentaria nutricional que incidan en los hábitos alimentarios y las preferencias culturales de la población. La Organización Mundial de Salud ha elaborado guías para la suplementación con hierro y ácido fólico para niños de 6 a 59, mujeres en edad reproductiva y embarazadas. Si bien la mayoría de países ha incorporado la suplementación con micronutrientes en sus normas de atención clínica, su implementación requiere de un sistema eficiente de planificación y programación que incluya la asignación presupuestaria, la compra, adquisición y distribución de suplementos, la capacitación y desarrollo de habilidades de consejería del personal de salud, la utilización de los servicios de salud e ingesta de suplementos por la población objetivo.

La fortificación de alimentos es la estrategia más costo efectiva para prevenir las deficiencias de micronutrientes, requiere de medidas legislativas que regulen la fortificación mandatoria y voluntaria de los alimentos y de una eficiente coordinación con la industria de alimentos. Además, algunos países han promovido la ligadura oportuna del cordón umbilical, la distribución de antiparasitarios y mejoras en el acceso a agua segura y saneamiento básico. 

La prevención de la deficiencia de vitamina A, se ha enfocado en la distribución de suplementos de vitamina A a niños 6 a 59 meses. Adicionalmente Centro América cuenta con un programa exitoso de fortificación de azúcar y Bolivia con un programa de fortificación de aceite comestible. Para la prevención de la deficiencia de Yodo, los países de la región han adoptado la fortificación de la sal yodo. Los resultados de las encuestas de yoduria en escolares de 9 a 12 años muestran que la región ha dado pasos importantes en la prevención de esta deficiencia.


El Dr. Rubén Grajeda Toledo es un Asesor Superior en Nutrición y Determinantes Sociales de la Organización Panamericana de la Salud. Dr. Grajeda se graduó de la Universidad de San Carlos de Guatemala y es un especialista en Ginecología y Obstetricia. También posee una maestría en Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Connecticut. Ha publicado los resultados de diversos estudios en las áreas de epidemiología, nutrición de la comunidad, la obesidad y la salud pública.

 

 

 


Contribuíram para esta página: redenutri@unb.br .
Última modificação da página em Segunda-feira 18 de Julho, 2016 14:05:37 BRT por redenutri@unb.br. (Versão 2)

Enquete

A Portaria 1.055 publicada em 25/04/2017 para o Programa Saúde na Escola prioriza ações de prevenção à obesidade infantil. Qual das ações propostas você considera mais desafiadora?





Anti-Bot verification code image Outro código

File is not an image.

Redes Sociais